Departamento de Asuntos de los Refugiados - Hamas

Con el fin de renovar el compromiso con nuestros derechos nacionales

Por la unidad del pueblo palestino con respecto a los derechos nacionales

A fin de mantener los derechos de las generaciones palestinas

Y de ser claros sobre los objetivos y los derechos, lejos de cualquier ambigüedad o confusión, nos comprometemos nosotros los palestinos firmantes de este documento a los derechos nacionales palestinos que se mencionan en el y consideramos deber nacional que todo palestino y dirigente palestino los respete, y consideramos todo aquel que viole alguno o algunos de ellos como un traidor a Palestina y a su pueblo.

Los derechos nacionales palestinos permanentes son:

  1. 1- El área de Palestina es de 27.027 kilómetros y no existe ninguna renuncia a ella, bajo ninguna circunstancia, ni siquiera de una pulgada. Nadie podrá renunciar a o disponer de sus capacidades y componentes como le parezca por insignificante que sea. Es además parte de la gran patria árabe y su pueblo es parte de la nación árabe, y su liberación es el deber de los palestinos, los árabes y los musulmanes y el mundo libre.
  2. 2-Los refugiados palestinos, independientemente de la fecha o la manera de su desplazamiento tienen derecho a regresar a sus lugares de origen en Palestina sin condiciones ni restricciones y tienen derecho a una indemnización equivalente a su sufrimiento y daños de su propiedad durante su ausencia. Nadie sea quien sea tiene el derecho a renunciar, canjear o negociar sobre los derechos de los refugiados debido a que este es un derecho individual y colectivo.
  3. 3-Jerusalén es parte de la bendita tierra de Palestina, y nadie el derecho a renunciar a un grano de su tierra o imponer a alguien en ella que no sea el pueblo palestino.
  4. 4-La ocupación sionista en Palestina es el único enemigo del pueblo palestino y la resistencia a ella por todos los medios es el deber nacional, siempre que la ocupación continúe aunque sea en una pulgada de Palestina.

A este compromiso con los derechos damos ante Dios nuestro juramento y nuestra promesa: